{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Maximice la eficiencia del proceso en aplicaciones de ósmosis inversa

La ósmosis inversa (OI) no es una tecnología nueva. Fue pionero originalmente en la década de 1700s, y muchas de las técnicas utilizadas hoy se perfeccionaron en la década de 1950. La OI limpia y filtra el agua mediante el uso de una membrana semipermeable para eliminar iones, moléculas y partículas grandes del agua. La velocidad de paso a través de la membrana está determinada por la presión, concentración y temperatura de las moléculas o solutos en cada lado. La OI no solo elimina la sal del agua, sino que también filtra y elimina muchos tipos de especies disueltas y suspendidas en el agua, incluidas bacterias.

Las bombas dosificadoras LMI están diseñadas específicamente para aplicaciones de tratamiento de agua de ósmosis inversa ofreciendo múltiples materiales de cabezal, como polipropileno (PP), fluoruro de polivinilideno (PVDF) y acero inoxidable 316L, para satisfacer los diferentes requisitos de aplicación de OI.

Contáctenos hoy para obtener más información sobre las bombas y equipos LMI para su aplicación de ósmosis inversa.

Sistemas de ósmosis inversa

Las bombas dosificadoras juegan un papel importante en el tratamiento de agua por ósmosis inversa

Elegir las bombas dosificadoras adecuadas ayuda a garantizar la eficiencia y la fiabilidad de los sistemas de tratamiento de agua por ósmosis inversa.
Osmosis inversa

Ilustración de Osmosis Inversa

Cómo funciona la Osmosis Inversa
es-ES