{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Aumento de la eficiencia del proceso con resultados confiables

La naturaleza tóxica de los fluidos utilizados en el procesamiento químico requiere equipos de alto rendimiento y extremadamente precisos. La línea completa de bombas y controladores de LMI está diseñada específicamente para manejar los elementos agresivos usados en el procesamiento de petroquímicos, especializados, pigmentos agrícolas y resinas en una serie de aplicaciones, como:

  • Generación de energía / Servicios: las superficies limpias del condensador de transferencia de calor tienen un impacto directo en la eficiencia operativa de la planta. El tratamiento adecuado del agua en los sistemas de agua circulante le ayuda a gestionar los microorganismos biológicos y a evitar la corrosión e incrustaciones que causan reducciones costosas en la potencia de la planta y cortes imprevistos.
  • Agua de proceso: la dosificación precisa de productos químicos ayuda a eliminar minerales disueltos y otras impurezas, aumentando la calidad general del agua.
  • Aguas residuales: después de su uso, es crucial tratar el agua con la combinación adecuada de productos químicos antes de que se descargue nuevamente al medio ambiente.

Los entornos más hostiles requieren equipos que estén a la altura del desafío. De confianza para la precisión y fiabilidad, el equipo de LMI puede proporcionar el rendimiento que necesita.

es-ES